Qué listo es

« …ay, mi Jonathan, qué majo es. Y qué listo. Tiene apenas 13 años y es un crío la mar de espabilado. Ha dejado siete para septiembre, ¡pero no veas cómo juega al fútbol!… »

— Fragmento de una conversación escuchada en el pasillo de un hospital.